Regístrate
Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

238381-P2T2SG-392

Muchas veces me preguntan cómo logro balancear todo con la “vida fit” y me pongo a pensar que es visto como algo independiente de la vida  diaria, no como un todo.

El estilo de vida que llevo ahora, empezó  hace unos años, y, como a todos, incorporar los cambios me llevó tiempo, y tanto el tiempo como la manera en que lo hacemos es relativo a cada uno, todos somos diferentes! Y esta diferencia también se refiere a la manera en planteamos objetivos y afrontamos os cambios necesarios para llegar a ellos.

La frase “Cuerpo sano y mente sana”, que escuchamos tantas veces, se usa para referirse  al hecho de conseguir una salud plena: 

Por un lado, tenemos el cuerpo, nuestro instrumento, con el que podemos realizar todo tipo de actividades físicas, laborales, ejercicios, bailamos, nos relacionamos y por otro lado le tenemos a la mente: lo que nos equilibra anímicamente, y esto, el estado de ánimo considero fundamental para encontrar el equilibrio personal.

Los nombramos por separado, a veces tenemos la idea y la vivencia de que funcionan cada uno por su lado, pero no, mente y cuerpo trabajan juntos, y,

una vida saludable no es sólo alimentación y ejercicio.

Si bien descansar tanto en cantidad y calidad, disfrutar de ambientes libres de humo de tabaco, el consumo moderado de alcohol, la recreación,  entre otras, son hábitos que influyen y forman gran parte de mi estilo de vida y bienestar, igual de importantes son los factores psicológicos  y diría clave en mi proceso (en el que sigo) de buscar el equilibrio son estos aspectos:

Beautiful young woman enjoying breakfast at home.

Estado de ánimo

Varios estudios han llegado a la conclusión de que el estado de ánimo condiciona las necesidades alimentarias y viceversa.  Por ejemplo, la tristeza, el aburrimiento o el estrés,  determinan la relación de una persona con la comida, ya que pueden quitarle el apetito o hacer que coma compulsivamente. El estado de ánimo repercute en la forma de comer y la forma de comer repercute en el estado de ánimo. Hay que racionalizar los hábitos de vida; ser conscientes de lo que compramos, cocinamos y comemos.

Una actitud positiva, optimista fueron para mí las mejores herramientas.

Actividad Física

Otro factor que influye en nuestro estado de ánimo es el ejercicio, y aunque muchas veces  personas me dicen que ir al gym les deprime, siempre les aconsejo lo mismo, que busquen una actividad física que les motive, que les sea agradable de ir periódicamente, hay muchas opciones fuera de una sala de musculación. Una buena dosis de endorfinas puede ser lo que estas necesitando para liberar el stress.

Group of people sitting in lotus position

Estrés

De esto nadie se salva, el stress! No vamos a pretender que vamos a vivir sin stress, es parte del día a día, lo que si podemos hacer el aprender a gestionar el stress. Todo cambio genera ansiedad y stress, saber y aceptar que es así nos ayuda a dejar el drama atrás y lidiar con el mismo, inclusive las cosas positivas que pueden pasarte van a generar esta respuesta en el organismo, porque no queremos lidiar con lo nuevo, genera incertidumbre y nos asusta. Entonces, identificar  lo que te está preocupando concretamente, establece líneas de acción para ocuparte de ello, no te adelantes a los hechos, ocuparse  no preocuparse.

Metas a corto plazo

No pretendas que vas a cambiar en 30 días los hábitos que venís llevando hace muchos años. Y está bien, yo sé que esto es algo que repito mucho, pero porque hay que tenerlo siempre en mente. Porque si queremos cambiar las cosas de la noche a la mañana, lo más probable es que fallemos, y que esta frustración nos lleve al abandono de las metas que tenemos.

Lo ideal es ir avanzo hacia una meta final, teniendo eso en mente como meta a largo plazo, pero con objetivos diarios o semanales que nos llevaran a ella. Y esto se aplica a todos los cambios que queremos realizar.

Escuchar al cuerpo y descansar

Va a llegar un día que te sientas cansado, o sin ganas, es normal! Me pasa muchas veces y trato de mostrarles siempre la realidad, hay días que mis platos no son los más lindos, o que no tengo ganas de ir a entrenar, y si así lo siento me quedo a descansar. No por esto, “todo tu esfuerzo” se va al tacho, o esto no es para vos, no somos maquinas (aunque a veces lo intentamos). Lo importante es que ese descanso que ayude a relajarte y volver con más energía.

Conciencia

Las decisiones que tomamos, los cambios que hacemos y lo que elegimos hacer en la vida es por nuestro bien, sabemos que comer saludable es beneficioso para el organismo, que la actividad física mejora el funcionamiento del cuerpo y la mente, que el descanso es fundamental para una mejor calidad de vida.

Tener estos puntos en mente también nos ayudan a controlar los impulsos y tomar buenas decisiones.

Espero que les guste el post de hoy, siempre leo los comentarios, así que cuéntenme que es lo que más les cuesta balancear? Que tienen en cuenta para analizar esto?

Gracias por su tiempo y que todo lo bueno les siga, les encuentre, les abrace y se quede con ustedes!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

19 − 17 =