Regístrate
Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Constantemente estamos hablando de los objetivos, de lograr resultados, establecemos metas y buscamos la manera de conseguirlas rápidamente, claramente es importante, pero como llegamos a ellas? Con el proceso, el proceso es el camino que recorremos para llegar a ese resultado que buscamos, por eso es importante que podamos disfrutarlo.

Vivimos en la época de la inmediatez, todo lo que queremos rápido, cuando tenemos que esperar, deja de interesarnos, ni siquiera para un video de 5 minutos tenemos paciencia.

Cuando nos proponemos cambiar nuestro estilo de vida, no podemos pretender que los vamos a lograr en una semana, o en 21 días, si podemos empezar a construir hábitos, y de apoco hacerlos parte de nuestro día a día, pero es en este proceso donde tenemos que ser tolerantes con nosotros mismos, flexibles, y nunca reacios a los cambios.

Disfrutar del proceso, es la clave para un buen resultado, “olvidarnos” de la meta final puede ser un alivio muchas veces, que quiero decir con esto? Que muchas veces estamos tan enfocados en esa gran meta final, que no disfrutamos de este proceso que puede ser maravilloso, un proceso de aprendizaje y autoconocimiento. Enfocarnos solo en la meta nos limita a no valorar los logros y conquistas pequeñas, y en mi opinión son estas victorias diarias las que nos motivan e impulsan el espíritu de superación diario y el disfrute de ese esfuerzo continuo nos eleva a conseguir el resultado.

Así como entrenamos en el gym todos los días, podemos entrenar la mente para aprender a disfrutar de los procesos. Hay una metáfora que vi en un  video, hablaba de construir una muralla de ladrillos, y decía: -no te digas a vos mismos todos los días, voy a construir la mejor muralla de todas, en lugar de eso pensa, voy a colocar este ladrillo de la mejor manera que pueda colocarse, y hace eso todos los días, así se construye un muro! Las cosas requieren tiempo y esfuerzo, pero lo vale la pena

Estos son algunos tips recopilados para ayudar a entrenar la mente para disfrutar del proceso

1.Tomar cada día como un desafío y una pequeña victoria, y la suma de esos días nos lanzan al resultado deseado de una manera más fluida.

2.Programar nuestro cerebro para aprender, ponerlo en un estado de observación y aprendizaje, para sacar el máximo provecho de cada experiencia.

3. Nuestra mente debe aprender a quedarse con lo positivo y desechar lo negativo de manera constante.

4.Establecer cada día un espacio dedicado exclusivamente a esa preparación y una vez acabado, liberar la mente y dedicarse a otra cosa.

5.Es importante no pensar en clave de fracaso, sino de aprendizaje. Cada cosa que no sale o que erramos, no es un fracaso, sino que debe ser entendido como una forma de aprender.

Espero que les haya gustado el post, y me cuenten cual es su experiencias con los procesos, si van a iniciar alguno o si les sirve para analizar la manera en que están encarando las cosas.

Que todo lo bueno les siga, les encuentre, les abrace y se quede con ustedes.

guise

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

20 − uno =