Regístrate
Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

El invierno llegó, se hizo esperar pero  ya están aquí las bajas temperaturas y la lluvia. Como ya estuve comentando en las redes sociales, yo no soy fan del frío, prefiero el verano siempre! Aunque debo admitir que hay algunas cosas que se disfrutan de manera diferente con este clima, una rica taza de té, café o una sopa de verduras y desde este año, le agarré  gusto al mate.

A cup of hot tea on wooden table

Cuando hace frío…todo cuesta más! En mi caso, el frío es uno de mis enemigos a la hora de entrenar, como que me vuelve un poco haragana, no les voy a mentir, así que le hago frente a mi mayor excusa toda la temporada, hay días que me gana! Les pasa algo parecido?

Otra cosa que tiene esta estación es que los antojos nos pueden superar algunos días! Y no está mal darnos algunos gustos, pero que pasa si empezamos a darnos esos gustos todos los días?

Pero saben qué? El invierno es el mejor momento para avivar esas metas que nos pusimos en año nuevo. Hay una frase que dice: ‘’El cuerpo del verano se construye en invierno”, así que  cuando salga el sol ya vas a estar lista para disfrutar del verano con el cuerpo que estuviste trabajando!

Así que hoy vamos a ver algunos tips para que el frío no nos gane y sigamos con los hábitos saludables que estuvimos cultivando!

 

  1. Vitaminas, vitaminas

Para combatir los malos efectos del invierno es necesario aumentar la ingesta de vitaminas A, C Y D mediante los alimentos apropiados (cítricos, verduras de hoja, lácteos, etc). La vitamina A evita la resequedad del cutis y las grietas en los labios. Por su parte, la vitamina C ayuda a aumentar las defensas y a prevenir resfríos. Una buena opción es complementar el consumo de vitaminas con suplementos Multivitaminicos.

  1. Ojo con la alimentaciónOG9KAS0

En invierno, el cuerpo necesita más calorías para afrontar el frío, lo cual causa la probabilidad de aumentar de peso durante la temporada. Para evitar esta situación, es recomendable mantener los horarios de alimentación, modificar la temperatura de las comidas con alimentos tibios y añadir a la dieta una variedad de frutos secos. Por ejemplo, algo que siempre escucho es que comer ensaladas en invierno no da, entonces aprovechar y consumir vegetales al vapor, ver opciones de ensaladas tibias, sopas.

  1. Actitud positiva

Los meses de frío pueden ser  para muchos tiempos de estrés, es importante mantener una actitud y una disposición mental positiva. Por otro lado, resulta de gran ayuda descansar y dormir en un ambiente agradable y con temperatura adecuada.

  1. No dejar la actividad física

athletic young woman doing a fitness workout with dumbbell

Practicar ejercicio físico nos ayuda  a entrar en calor y combatir el frío. Por eso, es ideal programar actividades físicas adecuadas para la época del año, yo prefiero evitar entrenar al aire libre en esta época, planifico todos los entrenamientos dentro del gym y si esta bastante soleado un día me animo a salir.

  1. Cuidar las rutinas de calentamiento

La entrada en calor y los estiramientos pre y  post sesión, favorecen la asimilación y prevención de lesiones. Es de suma importancia darle el tiempo necesario a este proceso, no lo dejes fuera de tu rutina. El calentamiento debe durar de 5 a 20 minutos. Se puede combinar un trote suave, masajes y estiramientos suaves para obtener el calentamiento perfecto. El calentamiento debe ser lo suficientemente fuerte como para elevar el ritmo cardíaco y preparar los músculos que se van a usar durante la actividad.

  1. Vestimenta adecuada

IMG_4244El consejo más práctico es vestirse en capas (técnica “cebolla”) para poder mantenerse secos y calientes. Si el clima es muy frío, es recomendable vestir ropa térmica.  Evitar los cambios bruscos de temperatura, con la actividad física vas a sentir un poco de calor, pero eso no significa que salir del gym o donde estés entrenando sin abrigo!

  1. Hidratación

Si en verano la ingesta de agua previene golpes de calor y peligrosas deshidrataciones, en invierno, beber en cantidad suficiente evita la retención de líquidos y ayuda a la buena circulación de la sangre, más presionada por calefacciones y ropas ajustadas.

Espero que les guste el post, y que en esta temporada de frío se acuerden que es importante mantenernos activos y estar al tanto de los cambios de temperatura, así como cuidar nuestra salud y la de nuestra  familia. Contame tus rutinas de invierno, que te gusta, que no te gusta!

Gracias por su tiempo y que todo lo bueno les siga, les encuentre, les abrace y se quede con ustedes!

guise

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

catorce − cinco =