Regístrate
Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

795

Ya entrando a setiembre, el mes de la primavera, como que muchos van asimilando la cercanía del verano y renace el deseo de ponerse en forma. Los gimnasios se empiezan a llenar, y el ambiente se inunda de motivación!

Esto me encanta, la cercanía del verano ejerce cierta presión y las personas empiezan a ponerse metas y desafíos, y acá surge una pregunta, se puede lograr un cambio de acá  a diciembre?

Si se puede.

Pero, como leyeron el post anterior (si no, cortá acá y volvé al post Quiero Resultados!) en el fitness no hay resultados inmediatos, se trata de un proceso, un cambio de estilo de vida, pero, con compromiso y voluntad una operación verano puede ser exitosa, y lo que preferiría , es que sea sustentable.

A que me refiero?

Es fantástico que usemos esa inyección de motivación de un proyecto verano  para iniciar cambios en nuestros estilo de vida, generalmente el PV (Proyecto Verano desde ahora) tiene como meta principal llegar con un cuerpo que nos sintamos cómo y a gusto en bikini, tops, para los varones sin remera con nosotros mismos o frente a los demás, pero esta no debería ser la única meta, querer lograr un buen físico, no está mal, pero lo que deberíamos buscar siempre es hacer cambios que podamos sustentar en el tiempo para que los resultados duren, nuestra salud mejore y tengamos una mejor calidad de vida.

Lo que no me gustaría es que en los próximos meses del año, un buen físico se vuelva tu única meta, y esto se transforme en una obsesión  que  te lleve a probar dietas extremas, incansables sesiones de cardio, restricciones que lo único que generan son ansiedad y stress! Tal vez logres un cuerpo con el que estés conforme, pero no disfrutaste el proceso, no estás a gusto con el estilo de vida que llevás y lo único que querés es que termine el verano para comer o que quieras y no pisar el gym por varios meses.

Entonces, tenemos que sacarle el máximo provecho a esa motivación y ganas de querer hacer cambios que nos trae el PV! Y para ellos aparecen nuevamente algunas de mis palabras favoritas: metas, buenos hábitos y organización, y a partir de acá podemos empezar nuestro PV con esta base.

Metas

Cuantas veces ya leíste sobre las metas y ponerte un objetivo, alguna vez lo hiciste? Puede que la hayas pensado, pero una cosa que ayuda mucho es escribirla, que la puedas leer todo el tiempo y así tenerla muy presente. Tu meta o metas, deben ser medibles, realistas y específicas. Esto te va a ayudar a que puedas registrar avances y vayas planteándote nuevas metas con el pasar del tiempo.

Buenos hábitos

Intentar cambiar todo de golpe no es la mejor jugada, acordate siempre de que se trata de un proceso, y como dice mi hermana, sin prisa pero sin pausa. Empezá cambiando dos o tres hábitos inicialmente. Por ejemplo: No saltear el desayuno, comer más frutas y verduras, caminar tres veces por semana. Pequeños cambios hacen una gran diferencia, no solo en el sentido externo, sino que lograr estos cambios  te van a dar confianza y motivación para seguir avanzando.

Organización

Y esta es una de las claves para mí, la organización y el orden. Esto se aplica no sólo al fitness sino a cualquier meta que te pongas.

Planificar tus comidas, dejar listo tu bolsón del gym, planear tus horarios para hacerte de tiempo y hacer ejercicio. Esta sensación de orden te va a hacer sentir que lo tenés todo bajo control.

En resumen, vamos a empezar el PV! Pero vamos a hacerlo que sea diferente a tus proyectos de verano anteriores y que dure todo el año! Te voy a poner un ejemplo de meta y cada uno lo puede adaptar y ajustar a su proyecto.

Las meta va ir cambiando a medida que pasa el tiempo así como van a ir surgiendo nuevos hábitos que añadir a tu lista.

Ejemplo!

Meta

Este mes voy a perder tres kilos

Nuevos hábitos del mes

Voy a desayunar saludable todos los días

Voy a incluir más frutas y verduras diariamente

Voy a hacer actividad física tres veces por semana

Organización

Preparar el desayuno la noche anterior

Surtirte de frutas y verduras

Planear los horarios para hacer ejercicio.

Este puede ser un ejemplo básico para que armes tu plan de acción! Todos somos diferentes, tenemos metas diferentes y nuestros tiempos también varían! Lo que podemos tener en común  son las ganas, la voluntad y el entusiasmo para lograr nuestros objetivos.

 Espero que este post les haya gustado, y que puedan establecer metas y líneas de acción para lograrlas! Gracias por su tiempo y que todo lo bueno les siga, les encuentre, les abrace y se quede con ustedes!

guise

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

20 − dos =