Regístrate
Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Cuando empecé a cambiar mi estilo de alimentación una de las incorporaciones al menú diario, fue la ahora tan famosa, torta de avena!

Bueno, avena, pensé.. Lo que tenía en mente en ese momento era un bowl de avena lechoso, así que imaginar la avena en forma de torta me costó un poco. Recuerden que estamos hablando del 2012.. La tortita de avena no tenía tanto protagonismo como hoy. Kari me pasó la lista de ingredientes y la preparación, fui al súper y salí emocionada pensando en el desayuno.

Seguí el paso a paso y fue al horno la futura torta. Pasado el tiempo, orgullosa saqué el molde del horno, una torta inflada, dorada, hermosa.. Que a los pocos minutos fue desinflándose y perdiendo el glamour!

Ok, mañana veremos si salió rica! Tanta pinta no tiene, pero veremos. Claro, a la mañana siguiente me levanté  de una a preparar un café y disfrutar de mi primera creación FIT! Y que pasó? no fue lo que esperaba! Tenía gusto a nada! Jajajajaja.. No me iba a rendir, yo sabía que mi tortita de avena tenía potencial Además, ya veía en redes sociales de chicas fit de afuera que preparaban sus tortas y panqueques, y ahí empezaron los experimentos!

Después de muchas pruebas y errores salió una súper tortita! Suave, esponjosa, hinchada! Agradezco a las personas que fueron mis catadores oficiales e iban probando y aprobando las recetas!

Así la torta de avena se volvió un clásico en mis desayunos, y vinieron sus variaciones, de cacao, naranja, limón, vainilla, con banana, coco y  como pan!

Despertarse y que esté el desayuno listo es lo máximo, y más si se trata de una opción saludable, nutritiva y rica!

La avena es un carbohidrato complejo de absorción lenta, que nos da la sensación de mayor saciedad, excelente fuente de energía y fibra! Genial por su versatilidad para recetas dulces y saladas! Nombrada como la “reina de los cereales”, por su contenido en proteínas, vitaminas, hidratos de carbono y nutrientes, está dentro de mi Top 5 de ingredientes favoritos!

Pueden encontrar las diferentes versiones de la torta en los perfiles de Fácil y Fit, en Instagram: @facilyfit  y Facebook, Fácil y fIt!

Les dejo la receta clásica de mi torta de avena;

Ingredientes

  • 60 gr. de harina de avena
  • 4 claras de huevo
  • 1 cda de edulcorante líquido
  • 1 cdita de esencia de vainilla
  • 1/3 cdita de polvo de hornear
  • canela a gusto
    • Opcional- ralladura de limón, 1 pizca de sal.

Preparación

  1. Pre calentar el horno a 180c.
  2. Separar las claras y agregar el edulcorante y la vainilla. Usar una batidora y batir hasta lograr una textura suave, no rígida.
  3. Incorporar la harina de avena, la canela, el polvo de hornear y la ralladura de limon de caso de usarla. Mezclar con una espatula y volver a batir en velocidad mínima.
  4. Verter la mezcla en el molde, y cocinar por 30 minutos.

NOTAS

Harina de avena: Podés hacer harina de avena licuando o procesando la avena.

Batidora: Si no tenes batidora podes hacer en licuadora, pero la cantidad de aire que entra a la mezcla no es la misma y la torta te va a salir menos esponjosa.

Molde: Yo uso moldes de silicona, pero en caso de que uses otro, no te olvides de engrasarlo un poco para que no se pegue, podes usar aceites en spray, aceite de coco.

Yemas: Si quieren usar las yemas para otra receta pueden buscar el post: reciclando yemas!

Variaciones: A esta torta le pueden hacer un montón de variaciones, agregar cacoa, café, otras esencias, frutos secos, fruta, manteca de maní! El secreto esta en experimentar!


Acuérdense que  sus comentarios, pregunta y sugerencias son bienvenidas!

Gracias por su tiempo y que todo lo bueno les siga, les encuentre, les abrace y se quede con ustedes!

guise

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

veinte − cinco =